Tienes La Fuerza De Voluntad Más Grande De Lo Que Crees

26 agosto, 2016  —  Por

La fuerza de voluntad es uno de esos conceptos que todo el mundo asume que comprenden. Sin embargo, la mayoría de la gente se equivoca acerca de lo que realmente es, de dónde viene, y cuánta fuerza de voluntad tienen.

Estar equivocado acerca con el concepto de la fuerza de voluntad, tienes el riesgo de perder muchos recursos, a la par que, te impide el aprovechamiento de la capacidad que tienes para “fabricar” tanta fuerza de voluntad como sea necesario, en los momentos que desees.

Así que, ¿cuál es la fuerza de voluntad?

La fuerza de voluntad es, básicamente, una medida de tu capacidad para hacer lo que quieres hacer cuando no tienes ganas de hacerlo.

Pero hay más en asunto.

Supongamos que has decidido renunciar dejar de fumar, adelgazar, o en tu trabajo, a conseguir más clientes o ventas o el puesto que deseas.

Te encontrarás diferentes “obstáculos” para alcanza dicha meta y harán que tires la toalla a la primera de cambio, pues es demasiado “difícil” y tú no te lo mereces, o no tienes suficiente energía para ello. Te encuentras en una lucha interna, con tu diálogo interno, y te convencerás, OTRA VEZ, de que ya los has intentado o no puedes o no es para ti.

Acabarás diciendo: “Yo simplemente no tengo suficiente fuerza de voluntad.” 

Tu conclusión puede parecer perfectamente lógica. Es lo que le sucede a la mayoría de las personas.

Pero en realidad es incorrecto.

Estás asumiendo que la fuerza de voluntad es como la fuerza física, o que no has nacido con ella, o que no está en tus genes. O que si tienes fuerza de voluntad para unas cosas, pero para esa que se te resiste.

Nada mas lejos de la verdad. La cantidad de fuerza de voluntad que tengas depende mucho de la situación particular que te encuentres pero, sobretodo, en la manera que te enfocas de alcanzar tu objetivo deseado.

Es posible diseñar situaciones, estrategias o utilizar herramientas, deliberadamente, para fabricar toda la fuerza de voluntad que necesitas para el objetivo deseado.

Tienes que diseñar, primero, claramente el objetivo que quieres lograr. Siguiendo los ejemplos anteriores, sería dejar de fumar el día 1 de septiembre, o adelgazar 10 kg en cinco meses, o conseguir el puesto de Jefe de Departamento, o aumentar mis ventas o mis clientes un 23%.

Cuantificalo. Contra más detalle mejor.

Una vez lo tengas claro, utiliza estas tres herramientas, imprescindibles, para tener más fuerza de voluntad.

1.- Afirmaciones positivas.

2.- Visualización Creativa.

3.- Herramientas para el subconsciente como PNL, o ejercicios de atención y concentración.

Estos tres pilares básicos, harán que siente una base para construir el logro de tu nuevo objetivo.

Es mucho más fácil de lo que piensas. Simplemente, ejercita tu mente, diseña tu mente en base al objetivo que deseas lograr.

La conclusión es que no tiene sentido, y es contraproducente, verte a sí mismo como carencia de la fuerza de voluntad. No tiene sentido quejarte o desistir de tu objetivo porque hayas fracasado anteriormente.

Si aprendes cómo diseñar inteligentemente en tu mente y creativamente las situaciones deseadas, en lugar de limitarte a tomarlas tal como vienen, puedes fabricar toda la fuerza de voluntad que necesitas para tener éxito.

Además, el generar más fuerza de voluntad, te empodera, proporcionándote una alegría inmensa con sólo saber que tú si puedes.

Decide diseñar la fuerza de voluntad que deseas.