Encontrar Oro En Las Rocas -Convierte Rasgos Negativos En Rasgos Positivos

15 septiembre, 2016  —  Por

 

Demasiado a menudo, las personas se critican a sí mismas y se llaman nombres despreciativos.

A veces, incluso, tomamos los nombres que otras personas nos han dado a lo largo de nuestras vidas, aunque no lo merecemos.

El otro día leía en un periódico que habían rescatado la policía a una niña de sus padres (sufría malos tratos la niña) y cuando le preguntaron cuál era su nombre a la niña, la niña les contestó que se llamaba “Idiota”. Los padres le habían llamado tantas veces idiota, que la niña creyó que ese era su nombre. Este es un caso extremo, pero es un caso en el que demuestra claramente las tendencias que solemos tener.

Yo recuerdo que tenía una pareja que me llamaba “piltrafilla”. Yo le decía que no me llamara así. Que no me gustaba. Me contestaba que lo decía en plan cariñoso. Yo le comenté que costaba el mismo dinero y esfuerzo llamarme piltrafilla que guapa. Y que entonces por que no me decía guapa o cosas similares… No supo qué constestarme, sin embargo tenía tan arraigado ese concepto que se le escapaba continuamente el piltrafilla de turno.

A veces basamos nuestra vida en esos rasgos negativos, ya sea verdadero o no. Esto no es saludable y una forma en general negativa para vivir tu vida.

En vez de dejar esos rasgos negativos que te hayan dicho, o tu veas de ti, mira los lados positivos de ellos.

Tal vez algunos de esos rasgos son inmerecidos, pero tal vez algunos de ellos se aplican a ti.

Tal vez la tecnología no te va y te han dicho tantas veces torpe.

O quizás no sabes cocinar o poner una lavadora y te llaman inútil.

O quizás eres una persona insegura y te llaman idiota.

¿Por qué no pensar de estos adjetivos descalificativos de una manera más positiva?

Estos son algunos ejemplos de rasgos que se consideran negativos y  hay formas que puedes replantearlos en una luz positiva.

No te va la tecnología pues no eres torpe: eres una persona creativa, o quizás que te gustan más las manualidades.

No sabes poner una lavadora o cocinar: eres una persona que sabe manejar otros aparatos y  que le gusta comer fuera.

No sabes decidir a la primera y tienes inseguridad: eres una persona tranquila, independiente, o que busca la oportunidad correcta.

Si te han descrito con cualquiera de estos rasgos, ¿no es sorprendente ver cómo lo transformas cuando lo ves positivamente?

Puedes tener inconstancia para realizarlo, pero también si estás con determinación y enfocado – sabes lo que quieres, y no dejas que nada ni nadie te impida conseguirlo, lo logras sin duda alguna.

Es tan fácil de ver ciertos rasgos como “negativos”, cuando tantas personas o veces nos lo han dicho.  Pero más fácil es tomar la determinación y darle la vuelta para convertirlo en “positivos”.

Somos todos personas únicas y bellas a nuestra manera, así que ¿por qué no lo aceptas?

Si alguien te llama tímid@, abraza ese rasgo! Si te dicen tont@, ríete.

Las personas somos todas diferentes, y siempre hay algo positivo en cada uno de nosotros, no importa qué tipo de características nos describen. Lo importante es que sean de carácter positivo.

Decide Convertir Tus Rasgos En Positivos.