9 Malas Palabras O Expresiones Que Siempre Usamos Y Tenemos Que Cambiar

30 septiembre, 2016  —  Por

Las malas palabras son enunciados que utilizamos cotidianamente.

En ocasiones, las utilizamos sin darnos cuenta, y mucho menos notamos los efectos colaterales que devienen de estas.

Una “Mala Palabra”, no necesariamente debe SER una grosería.

Más bien, palabras que decimos a diario, y sin darnos cuenta, de lo dañinas que son, y  las decimos como algo normal.

Lo cierto es que, nadie piensa en decirse palabras negativas.

Tenemos que darnos cuenta de las palabras que usamos que son malas, y ahora mostramos las  9 malas palabras, o expresiones,  más recurrentes que utilizamos en muchas ocasiones:

  1. Uso del ‘No’

La mente no registra el ‘No’ y, por lo tanto anulamos de nuestra mente el ‘No’. Por Ejemplo: al plantearnos objetivos como “no quiero comer pan”; automáticamente la imagen del pan aparece en tu mente, entonces te entra antojo de pan y te da hambre.

El uso del “no” se inculca a los niños desde pequeños. “No toques eso” “No hagas esto“, etc…

y qué es lo que hace el niño?

jajajaja

Lo contrario, es decir, hace lo que se le dice que no haga.

Y de adultos decimos por ejemplo no me gusta que llueva (en vez de decir me gusta los días soleados), no me gusta llegar tarde (en vez de decir me gusta ser puntual), no me gustan los malos rollos (en vez de decir me gustan las personas asertivas o comunicativas).

Tenemos tendencia a expresarnos en negativo.

  1. “Está de muerte. O : me muero “

Utilizar esa connotación directamente a la muerte o a que me muero, directamente está asociado a una energía negativa y lo que conlleva ese estado. 

  1.  “Un Día de ESTOS”

La mente no entiende el tiempo que no está definido, ni en el calendario, ni en el tiempo. Cuando una persona dice un día de estos, trata de evadir las responsabilidades.

  1. “La Próxima Semana”

La otra palabra “la Próxima Semana” sucede cada semana. Es repetitivo. El posponer siempre es inentendible para la mente. Una vez más evadimos la responsabilidad.

  1. “Tengo Que”

Esta expresión, la utilizamos cuando tenemos que realizar tareas que nos disgustan o que no son de nuestro agrado. Por ejemplo decimos: tengo que ir al trabajo, tengo que ir al medico, tengo que limpiar la habitación.

Pero nunca decimos: tengo que ir a la fiesta (a no ser que no quieras ir).

Tengo Que” se asocia a una carga y por lo tanto queremos evitarlo.

  1. “Sí, Pero”

Esta expresión condiciona la posibilidad de conquistar la meta que deseamos. El “pero” es una palabra que cancela la primera parte del enunciado ( el sí). Por ejemplo tengo que ir a la escuela, pero no me siento bien, tengo que ir a esta reunión, pero no tengo tiempo, tengo que limpiar la habitación, pero siempre tengo trabajo.

7 “Qué Flojera”

Al decir estas palabras, inmediatamente el cuerpo responde. Das una orden, y el cuerpo responde en el acto y deja de tener energía. Si pienso en actividades de “flojera” automaticamente lo que debo hacer, queda en segundo plano.

  1. “Qué Aburrido”

Con estas palabras, el cuerpo también responde y no habrá manera de tener recursos para tomar acción. Disminuye nuestra energía interna.

  1. “No Creo” “No puedo”

“No puedo o No creo” son expresiones asociadas a nuestras creencias, tanto conscientes como inconscientes, que nos limitan automáticamente. Sentenciamos de esta manera tan tajante, asociándola con algún dato concreto, para darle más veracidad y, por lo tanto, nos lo creamos internamente y también al que se lo decimos. No puedo dejar de fumar por que me gusta, no creo poder adelgazar por que mi familia es toda gorda.

Entrena tu mente para dejar de usar estas expresiones, en las que solo confundes y bloqueas tus intentos de lograr la meta.

Simplemente hay que recordarlas y evitarlas.

Todo es cuestión de práctica, hasta que consigas que sea un hábito en tu vida.

Decide Utilizar Buenas Palabras Para Ti y Los Demás.